Aceptar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.
Al continuar con su navegación entendemos que da su consentimiento a nuestra política de cookies.

Biblioteca Joan Maragall por BCQ Arquitectura

“Jardín de Luz”

14/07/2014 en Arquitectura, Diseño, Estructuras, Interiorismo

Descripción de los arquitectos. La decisión principal fue construir el nuevo edificio debajo del antiguo jardín existente y no ocupar una parte de este espacio. El lema con el que presentamos el proyecto al concurso de ideas era “Jardín de Luz”. Estas dos palabras resumen las dos ideas del proyecto: mantener y mejorar el jardín existente, y al mismo tiempo, conseguir unos espacios alegres y bien iluminados.

La biblioteca se inserta bajo el jardín de la Villa Florida a la sombra de sus árboles. En el interior, un paisaje en sí mismo, articulado y cambiante, donde cada uso y cada usuario encuentran su lugar. Es un espacio personalizado e irrepetible.

El edificio se relacionará especialmente con la calle Sant Gervasi de Cassoles. El desnivel entre el jardín y la calle Sant Gervasi permiten el acceso al nuevo equipamiento de manera natural. Por otro lado la cubierta ajardinada quedará al mismo nivel que el antiguo jardín, de manera que la construcción del nuevo equipamiento significará la recuperación del jardín del centro cívico en su máxima dimensión, donde la Villa Florida será siempre el edificio que presidirá el conjunto.

El edificio se conforma mediante los “patios de luz y silencio” y los “patios de libros y conocimiento”. Los primeros, rodeados de vidrio, iluminan y ventilan el interior al tiempo que aíslan la biblioteca de la calle. Los segundos, prismas sólidos llenos de libros, forman parte de la estructura portante de la biblioteca.

Entre los patios y los volúmenes se articulan los espacios interiores de lectura y trabajo. Espacios que deben ser pequeños y que buscan dar una confortable sensación de domesticidad a los usuarios.

El interior se soluciona de forma sencilla con pocas texturas; techo, pavimento, muebles y paredes en general son blancos, mientras que las paredes que esconden los muros de hormigón de contención y estructuras del edificio se cubren con losetas de arcilla cocida. Este material poroso, absorbente del sonido y cálido, lleva a recordar que se trata de un edificio semi-enterrado excavado en la tierra.

.

Para relacionar la biblioteca con el jardín superior sobresalen dos volúmenes. Uno de ellos es un espacio de apoyo de la biblioteca con acceso directo desde el vestíbulo, sala situada en un lugar privilegiado. El otro es una entrada de luz cenital en la zona infantil.

El jardín existente se extiende a través de la cubierta de la nueva biblioteca, hasta la misma calle de Sant Gervasi de Cassoles, desde donde se plantea un nuevo acceso a los jardines junto al acceso al vestíbulo principal de la Biblioteca. Los árboles originales del antiguo jardín han sido replantados en la cubierta de la nueva biblioteca.

VIA: plataformaarquitectura

14/07/2014 en Arquitectura, Diseño, Estructuras, Interiorismo
» Si crees que te podemos ayudar, contáctanos «