Aceptar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.
Al continuar con su navegación entendemos que da su consentimiento a nuestra política de cookies.

Escuela Universitaria de Magisterio por Ramón Fernández-Alonso

Complejo de la Facultad de Magisterio

24/01/2014 en Arquitectura, Diseño, Estructuras, Fachadas, Urbanismo

El edificio se concibe estructurado en cuatro niveles: dos bajo rasante, destinados a aparcamiento y tres sobre rasante conteniendo el programa dividido en seis áreas: Áreas comunes, situadas en planta baja y compuestas principalmente de las siguientes zonas: Áreas vestibulares, cafetería, biblioteca, salón de actos, gimnasio, supermercado-tienda, oratorio.

Área docente, situada en planta primera y parte de la segunda, comprende las aulas y talleres para el alumnado.

Área departamental, está compuesta por los despachos y zonas de reunión y consulta del profesorado. Área de dirección y secretaría, situada en planta baja. Área de aparcamiento, situada en el semisótano y sótano del edificio, cuenta con 300 plazas para vehículos. Iglesia, con entrada independiente desde el exterior.

Se parte de la idea de proporcionar una arquitectura cercana, casi familiar tanto en la composición de sus espacios como en el tratamiento de la luz y de la textura que le proporciona su piel cerámica. La materialidad de este edificio va unida desde el principio a la argumentación del proceso de proyecto. Se proyecta la planta baja de accesos y de relación como un espacio umbral comprimido por el propio edificio en sus plantas superiores.

Se puede decir que el proyecto de este edificio es la envolvente cerámica de su aulario que gravita sobre el plano de la ciudad. Este planteamiento básico se traduce en la solución estructural adoptada para este proyecto basado en el estudio de su sección: una viga en celosía, conteniendo las dos plantas superiores de aulario y departamentos, apoyada en dos líneas de soportes salvando un gran vano, bajo el que se desarrollan las áreas comunes, en continuidad con las áreas exteriores de terrazas y ajardinadas protegidas por un potente voladizo.

Via Plataforma Arquitectura

24/01/2014 en Arquitectura, Diseño, Estructuras, Fachadas, Urbanismo
» Si crees que te podemos ayudar, contáctanos «