Aceptar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.
Al continuar con su navegación entendemos que da su consentimiento a nuestra política de cookies.

Hilgard Garden por Mary Barensfeld Architecture

Una sala de estar al aire libre

12/05/2014 en Arquitectura, Diseño, Metal

Cómo crear un espacio ampliado de vida al aire libre en un pequeño jardín, de pocos metros cuadrados, en una vivienda unifamiliar - fue el objetivo del estudio de arquitectura de Mary Barensfeld, quienes tuvieron que proporcionarles a los propietarios una solución eficiente para el proyecto Hilgard Garden. Debido a la fuerte pendiente del sitio, la accesibilidad a la zona de estar, en este caso, requiere navegar por los considerables desniveles. Para evitar tomar una gran franja del pequeño patio trasero, de pocos metros cuadrados, con una escalera convencional, se decidió proyectar una rampa serpenteante que continua a través de una cubierta vegetal aromática. Un sendero de jardín más vivencial que selecciones a los arces japoneses como esculturas naturales.

Descripción de los Arquitectos. Acorralados entre los patios traseros de las casas vecinas, este sitio en Berkeley, California consta de 23 pies de ancho por 50, con un cambio de elevación de 17’-0”. El deseo de los propietarios, tanto para estar al aire libre como para entretenserse en una zona cercana a su casa, además de ser una zona de estar accesible en la parte superior del sitio, condujo el programa de proyectos.

Los sitios vecinos resuelven el problema del cambio de elevación mediante el uso de terrazas de nivel convencional y muros de contención de adoquines grises. Esta técnica destruye cualquier sensación de lugar o singularidad del sitio potencialmente sísmico. El concepto de un paseo a través de un parque escultórico de arces japoneses surgió en respuesta a la necesidad de navegar por el sitio, y hacerlo con intención e interés visual.

La casa fue construida en 1964 como parte de un edificio de 4 unidades, cada unidad tenía un patio privado. El estilo de la casa combina de forma única un techo de tejas de cedro con paredes exteriores que recuerdan a las residencias tradicionales japoneses (planos blancos con detalles de madera natural). El interior de la casa se adapte a la estética modernista de los propietarios con limpios planos de deslizamiento y abstractos pozos de luz por encima. La consideración estuvo en simplificar el material de construcción y la elección de las plantas. El jardín tiene como objetivo utilizar la luz y la sombra, la reflexión del agua, el material de la interperie y la textura del material como elementos de diseño. Terrazas de maderas y bancos, un patio de granito blanco que flota, un espejo de agua, un tablero de formas como pared de contención de concreto, y a la interperie un acero desgastado que se combina con los arces japoneses, tomillo aromático de limón, arrastrándo al bambú jenny y Koi para formar la paleta de materiales del jardín.

Los 37 metros cuadrados de patio inferior, ubicado en la base del sitio y en el mismo nivel que la sala de estar, ofrece a los clientes una perfecta extensión de su espacio vital para la relajación y el entretenimiento. Aspira, en el sentido modernista clásico, ser el nuevo living de la casa. Al entrar en la casa, la atención se centra en las puertas existentes de vidrio de la sala de estar y a través de ellas, un jardín con piscina reflectante y tres arces japoneses escultóricos. Por la noche, los panels triangulares de acero con iluminación LED captan la atención y la llevan hacia arriba, en dirección a la terraza de la planta superior de casi 6 metros cuadrados que posee vistas sobre la Bahía Este y San Francisco.

Los propietarios nativos del área de la bahía con una hija de un año de edad, a quien le encanta mirar las hojas de bambú. Uno de ellos trabaja en tecnología, el otro es diseñador gráfico. Los dos han estado muy interesado en la arquitectura y el diseño desde que se conocieron hace 15 años y querían abrazar el diseño moderno que se encuentra en Berkeley, en especial el uso de concreto para hacer un fuerte impacto. Siguiendo la filosofía del Área de la Bahía para abrazar prácticas más sostenibles de construcción, el jardín incorpora un sistema de drenaje e irrigación de aguas grises, donde los propietarios están trabajando actualmente para conectar al sistema de aguas grises de su casa.

Un aspecto muy gratificante del proyecto fue la sorpresiva colaboración en el diseño con los propietarios. Las pantallas de acero a la intemperie, a cada lado del jardín son de privacidad. Los patrones de corte en las placas de acero proporcionan transparencia al mismo tiempo que permite que el viento y el verde del bambú se filtren en el espacio. El diseño de la pantalla comenzó como una generación automática de numerosos patrones en gradiente con cortes circulares, con un proceso llamado scripting. Los clientes se interesaron por esto y comenzaron a producir variaciones de patrones en gradientes con su herramienta de elección, una hoja de cálculo Excel. El patrón final fue el resultado tanto del cliente como del diseñador y su selección. Fue una alegría abrir correos electrónicos nocturnos de los clientes para ver los neuvos patrones de degradado que se podrían integrar en las pantallas.

VIA:plataformaarquitectura

12/05/2014 en Arquitectura, Diseño, Metal
» Si crees que te podemos ayudar, contáctanos «