Aceptar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.
Al continuar con su navegación entendemos que da su consentimiento a nuestra política de cookies.

Museo de relojes por BIG

BIG diseña museo en espiral para relojeros suizos

18/06/2014 en Arquitectura, Estructuras, Fachadas

Los fabricantes Suizos de relojes de lujo Audemars Piguet, han anunciado a la oficina BIG como los diseñadores para la ampliación de su sede principal en Le Brassus, cerca de Le Chenit. El diseño incluye espacios de galería para un museo, espacios de trabajo y una casa de huéspedes. Concebido como un pabellón de cristal, en espiral, empotrado en el paisaje, el diseño de BIG titulado “Maison des fondateurs” llevará a los visitantes en un viaje narrativo a través de los 139 años de historia de la compañía.


La forma en espiral fue proyectada en respuesta a los requerimientos programáticos, que demandaban una sucesión de galerías y talleres, sin embargo la logística de los talleres requería que estuvieran conectados. La forma en espiral permite que los talleres se extiendan a lo largo de la ruta narrativa por el edificio y sean físicamente adyacentes.


La estructura del techo es una lámina continua de acero chapado en latón. Su forma ondulada permite cortes en la línea de cubierta, dando oportunidad para que la luz entre y para generar vistas al exterior. Este techo ligero se soporta por paredes estructurales de cristal, que controlan simultáneamente la ruta a través del edificio, mientras permiten a los visitantes tener vistas de la totalidad de la galería.


Además de la estructura, al estilo de un pabellón, del museo, el edificio cuenta con una casa de invitados subterránea, con vistas sobre el Valle de Joux.


Al comentar sobre el diseño, Bjarke Ingels, dijo: “La relojería, como la arquitectura, es el arte y la ciencia de dar vida a la materia inanimada, con inteligencia y capacidad. Es el arte de impregnar con energía los metales y minerales, el movimiento, la inteligencia y la precisión, para traerlo a la vida, en la forma de un medidor del tiempo. A diferencia de la mayoría de las máquinas y la mayoría de los edificios de hoy en día que tienen una falta de conexión entre el cuerpo y la mente, la estructura y las terminaciones; para la “Maison des fondateurs” hemos tratado de integrar por completo la geometría y su uso, la forma y la función, el espacio y la estructura, el interior y el exterior, en un conjunto simbiótico.


“Siempre he admirado la arquitectura Suiza, por su artesanía impecable. Los edificios suizos en algún momento te hacen sospechar que han sido construidos por relojeros. Ahora que estamos trabajando directamente para la familia de los fundadores originales de Audemars y Piguet, va a ser una increíble exploración en la maestría y la innovación”.

Via: Plataforma Arquitectura

18/06/2014 en Arquitectura, Estructuras, Fachadas
» Si crees que te podemos ayudar, contáctanos «