Aceptar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.
Al continuar con su navegación entendemos que da su consentimiento a nuestra política de cookies.

Interiorismo - Reforma local

Reforma para skate shop en Venezuela

30/10/2012 en Comercio, Interiorismo, Reforma

La moda es una actividad social cuyas principales funciones son las de  unir y  diferenciar. A través del uso de determinada vestimenta los individuos comunican, reafirman y así construyen dinámicamente su pertenencia a determinado grupo y estrato social. Este local, situado en Caracas (Venezuela), está especializado en calzado y prendas de vestir orientadas a surfers y a skaters, “tribus sociales” perfectamente diferenciadas con sus propios valores, códigos y creencias, por ello es especialmente importante que la imagen que transmite este local sea coherente con estos valores y el público al que va dirigido se sienta identificado.

Esta reforma se centró principalmente en unificar visualmente espacio y mobiliario, logrando un volumen (con dos alturas claramente diferenciadas) ordenado a la vista en el que cada sección es fácilmente diferenciable. El mobiliario, a modo de containers, crea un efecto de superposición, potenciando y aprovechando la doble altura del local. Se buscó cierta estética industrial, característica de las “tribus” a las que va dirigida. Materiales y acabados como el tramex, en techos y columnas, la madera y el pavimento elegido, ayudan a conseguir esta estética.

La iluminación, como en cualquier tienda retail, es especialmente importante. En este caso, la estrategia se  basa en dos tipos de iluminación: una focal dirigida a productos concretos, y otra general, aunque igualmente direccionable para así adaptarse a las necesidades de la tienda según las colecciones o la temporada. La disposición de las luminarias ayuda, por una parte, a potenciar la doble altura, y por otra, a hacer la tienda más accesible desde el exterior. Esto es gracias, además de a una estrategia de iluminación perfectamente escogida, a la composición de los elementos de exposición interior que hacen a la vez de expositores de tienda y de escaparate.

El resultado es un espacio cálido, neutro, versátil y actual, en el que la propia mercancía expuesta completa la imagen del local.

El mobiliario está específicamente diseñado por y para las necesidades del cliente. El cliente nos ha pedido acoger gran cantidad de mercancía. Para ello, ha sido necesario aprovechar al máximo el espacio para conseguir exponer el máximo número de prendas, sin modificar ni la imagen de tienda ni el orden. Cada mueble y cada expositor han sido diseñados para poder contemplar cada producto de la forma adecuada.

30/10/2012 en Comercio, Interiorismo, Reforma
» Si crees que te podemos ayudar, contáctanos «