Aceptar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.
Al continuar con su navegación entendemos que da su consentimiento a nuestra política de cookies.

Casas de campo de piedra

Un oasis en casa

20/09/2010 en Vivienda

Las casas de campo son habitualmente un lugar donde los inquilinos buscan relajarse y disfrutar de un ambiente naturaleza y buenas temperaturas. En estos casos es fundamental buscar la harmonía del diseño con el entorno. Esto es, sin duda, lo que hemos conseguido con esta vivienda ubicada en Sada, A Coruña.

Hemos apostado por el diseño de una casa de campo de piedra de líneas simples. Elevada en dos alturas, la vivienda se entrelaza con el entorno rural que la rodea. La utilización de la piedra como material y de los acabados tamizados en verde en puertas y ventanas vinculan la vivienda a un paisaje natural.

Los porches añaden a la vivienda una imagen más vanguardista, una desestructuración ordenada del volumen principal que genera espacios adicionales. De esta manera, el cliente ha creado nuevos ambientes anexos, entre los que se incluye un lounge bar, un pequeño lujo para disfrutar en nuestra propia casa.

Los espacios exteriores, distribuidos a partir de una piscina central, dotan de vitalidad a la vivienda. A través de un ventanal, que es a la vez puerta corredera, accedemos a la zona de ocio, un área de relax donde poder disfrutar de la lectura, de una charla con los amigos o contemplar la belleza de la puesta de sol en la región atlántica.

En la zona exterior, el cliente ha ideado un cenador que, aunque cubierto por una pérgola, mantiene su relación con la naturaleza y con un entorno privilegiado. En este espectacular ambiente, en que hemos trabajado en varias ocasiones –como se puede observar en la vivienda ubicada en segunda plano-, la vivienda reluce sin perjudicar la relación con el hábitat que la rodea.

El interior, decorado con gusto exquisito por el propietario, se distribuye en amplios espacios en dos alturas. En el piso superior se encuentra la habitación principal y los cuartos de los más pequeños, mientras que el volumen inferior se dedica a los espacios comunes, como el comedor, la cocina y el salón.

La decoración, de rasgos étnicos, ofrece un juego de contrastes con el estilo más tradicional de la arquitectura gallega, con la búsqueda de la luz natural como elemento vertebrador de esta casa de campo de piedra.

Fotos: Ana Samaniego

20/09/2010 en Vivienda
» Si crees que te podemos ayudar, contáctanos «