Aceptar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.
Al continuar con su navegación entendemos que da su consentimiento a nuestra política de cookies.

Finca Montesqueiro: Suite

Espacio para eventos en los alrededores de La Coruña

20/05/2014 en Arquitectura, Interiorismo, MAS · arquitectura

Ya queda menos para finalizar la obra. Estamos en una fase fascinante, en la que se están colocando los acabados y ya empiezan a intuirse los espacios acabados, a mostrarse la personalidad que definirá cada uno de ellos y cómo se irán combinando y conectando entre sí.

El programa de este Proyecto, como ya comentábamos anteriormente, se terminó de definir con la propiedad. Es un programa muy estudiado que trata de dar respuesta a múltiples situaciones que puedan darse, tanto por nº de asistentes, como climatología, como tipo de celebración o evento… El edificio consta de cuatro plantas, perfectamente conectadas y con una distribución funcional e intuitiva. La planta primera, en la que está ubicada la suite; la planta baja, que es la planta principal en la que se encuentra el hall, el comedor y una parte de las cocinas; la planta -1, en la que se encuentran el salón de baile, las terrazas, la zona de juegos para niños, los baños, el acceso directo a las terrazas exteriores y otra parte de las cocinas; y la planta -2, destinada a parking.

En esta ocasión nos vamos a centrar en la planta 1, en la que se ubica la Suite.

Nunca se buscó hacer una habitación. La idea fue crear un espacio de relax y descanso, con todas las comodidades y las mejores vistas y orientación, para que los novios disfrutasen tanto antes como después de la boda. El resultado es un espacio sin compartimentar, con dos alturas y con unas fantásticas vistas de la Ría de La Coruña que se aprecian desde cualquier punto gracias a un enorme ventanal, en el que se distribuyen cama, vestidor, zona de estar, baño, zona spa y una terraza en la que “ver sin ser visto”.

Lo que hace especial este espacio, no es sólo su contenido, el continente es espectacular: las grandes alturas y paredes inclinadas (que son el reflejo de lo que está pasando en el exterior), las dos alturas en las que desarrolla la Suite, que permiten introducir el “exterior” en el “interior”, son parte de su atractivo.

Este espacio está lleno de detalles orientados especialmente a los novios y todo el ritual que acompaña a una celebración de una boda: posee un gran vestidor en el que exponer y probar el vestido bajo un lucernario y un tocador iluminado con luz natural.

El trayecto desde la planta baja hasta la Suite es también muy sugerente. Unas escaleras de mármol envueltas en una gran celosía te conducen sutilmente hasta la entrada de la Suite. Un techo escalonado y blanco enfatizan esta subida, bañada por un lado con luz natural , y por otro, con una luz indirecta que acompaña el trazado del techo escalonado, haciéndolo más liviano.

¡Pero ya queda poco para verla finalizada!

20/05/2014 en Arquitectura, Interiorismo, MAS · arquitectura
» Si crees que te podemos ayudar, contáctanos «