Aceptar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.
Al continuar con su navegación entendemos que da su consentimiento a nuestra política de cookies.

Interiorismo - Reforma local

El protagonismo de las líneas curvas

08/08/2012 en Hostelería, Identidad Corporativa, Interiorismo, Reforma

A la hora de realizar una actuación no debemos plantearnos una solución teniendo únicamente presente el local. Debemos centrarnos también en el conjunto del edificio para obtener un resultado final más satisfactorio para los implicados (cliente, ciudadanos y equipo técnico).

Por ello, con esta actuación, recuperamos la identidad del edificio al plantearnos los despieces de la carpintería siguiendo la línea existente en las plantas superiores. Esencia que había perdido el local comercial y que desvirtuaba la imagen global del edificio.

 

En el local, hemos conseguido aprovechar todo el ancho entre medianeras, consiguiendo por tanto una mayor amplitud al unir el acceso al local y el acceso al edificio en un único frente.

 

Hemos diseñado el mostrador como elemento central, de manera que todo el espacio funcione en torno a él. De este modo creamos un espacio plenamente funcional a través de un elemento que juega con la altura para crear diferentes espacios. Por un lado, en la cota más baja, se genera un espacio de espera, con un acabado en madera para un mayor confort. En la cota intermedia se crea un espacio de exposición baja, que permite apreciar el producto. Por último, la cota más alta, más funcional, permite completar el diseño del mueble confiriendo un espacio interior agradable y cómodo.

 

El mostrador se completa con un elemento superior de vidrio, todo a la misma cota, que confiere sensación de limpieza, transparencia y calidad.

 

El elemento gráfico corporativo del diseño, mediante ondas, se reproduce en el mostrador en forma de bajo relieve. El toque de color corporativo se aplica únicamente en las lámparas que iluminan el mostrador y en el diseño gráfico.

Se ha aprovechado el espacio de contra barra, ganado a la medianería para ampliar la zona de trabajo y esconder un pequeño fregadero.

El final del mostrador se abre en diagonal hacia el almacén trasero, incorporando la máquina de helados, y en segundo plano la de batidos.

Todos los huecos practicados en el interior del local se han realizado con las esquinas romas, en línea con el diseño gráfico del local

 

Fotos: Ana Samaniego

 

 

08/08/2012 en Hostelería, Identidad Corporativa, Interiorismo, Reforma
» Si crees que te podemos ayudar, contáctanos «