RESTAURANTE CANTON 23
RESTAURANTE CANTON 23
RESTAURANTE CANTON 23
RESTAURANTE CANTON 23
RESTAURANTE CANTON 23
RESTAURANTE CANTON 23
RESTAURANTE CANTON 23
RESTAURANTE CANTON 23
RESTAURANTE CANTON 23
RESTAURANTE CANTON 23
Arquitectura Interiorismo Hostelería En curso EDIFICACIÓN RESIDENCIAL Y COMERCIAL VIVIENDAS, RESTAURANTE Y ESPACIO PARA EVENTOS

RESTAURANTE CANTON 23

Frente a los jardines de Méndez Núñez, en un emplazamiento muy representativo de la ciudad, antiguamente existía una tienda de referencia en La Coruña, donde comprar embutidos y ultramarinos de calidad.
Esa tienda, con el nombre de su propietario en mayúsculas sobre el faldón del toldo, Aniceto Rodríguez, tenía un local alargado, con un diseño, un mobiliario, y un merchandising muy cuidado, como se estilaba en la época.
El mostrador, las vitrinas, los espejos, y otros muchos detalles, consolidaron a lo largo del tiempo la imagen de este local de referencia.
En el año 2012, cerró sus puertas el ultramarinos más antiguo de la ciudad, y en julio de 2017, la nueva propiedad comenzó a pensar qué podíamos hacer para realizar un local actual, que no perdiese esa referencia histórica en la ciudad.
Desde MAS · ARQUITECTURA comenzamos a trabajar en ese nuevo proyecto, con la responsabilidad de no defraudar ni a los clientes nuevos del establecimiento, ni a los de antes.
Como en otras ocasiones, formamos un equipo con la propiedad y con los proveedores, para trabajar en ese reto de forma coordinada. El equipo, dirigido por Marcos Samaniego, se encargó de materializar el proyecto y llevar todas las ideas que han ido surgiendo hasta buen fin.
La parcela donde se ubica la edificación tiene cierta singularidad. El formato longitudinal no facilitaba la distribución interior del tipo de actividad que se iba a desarrollar. Se decidió optar por conseguir una secuencia de espacios, que se fuese recorriendo sin la sensación de transitar por un pasillo. Para ello se fueron creando diferentes ambientes desde el acceso, con una envolvente general, pero con un diseño de mobiliario y una iluminación muy diferenciada. Todo ello sin perder la línea de diseño que rige el conjunto del proyecto, de la misma manera que unos años antes hicimos con el proyecto de Montesqueiro.
El núcleo de comunicación vertical, constituido por escaleras y ascensor, tiene un aire un poco más industrial, en línea con la estructura portante interior del edificio. Nos conduce a la planta primera, donde se ubica la cocina, los baños, y una sala para eventos privados. Esta última tiene un diseño un poco más singular, muy cuidado, y más versátil, para poder atender así eventos de pequeña entidad que necesiten un buen entorno.
A continuación del ascensor, nos encontramos con la barra principal, con un diseño que nos recuerda las vitrinas y el mostrador del antiguo local. Una gran puerta de madera nos facilita el acceso hacia la terraza.
Superado el umbral de la fachada trasera del edificio, nos encontramos con una barra curva que incorpora un pequeño espacio de cocina principalmente para las mañanas. Por la noche, y tras la cena, se transforma en un espacio de coctelería para cerrar la velada con un buen digestivo.
La versatilidad de la iluminación interior ayuda a trasformar todos estos espacios con independencia de la hora del día.
La terraza interior, como final de nuestro recorrido, nos ofrece un amplio espacio con una buena iluminación natural, y una ambientación interior con árboles y plantas naturales que nos recuerdan los antiguos patios interiores de manzana.
Se han diseñado unos elementos en suspensión, tipo parasol, para evitar la radiación directa en verano, y se ha introducido un tipo de iluminación técnica para que las especies vegetales interiores puedan realizar igualmente la fotosíntesis.
Se han cuidado al máximo las sensaciones que pueda tener el cliente cuando visita el local, tanto con el interiorismo, como con la iluminación, el mobiliario y la ambientación interior.
Se idearon dos tipos de diseños afines: el que nos recuerda los orígenes del local, con muebles blancos texturizados, con molduras sencillas y vidrios amplios, y los nuevos, realizados en madera natural, y con un aire un poco más nórdico, que se alinean con los anteriores y le dan al local un toque de actualidad.
Se trata de un proyecto, que en definitiva, busca la excelencia en todos los ámbitos de relación con el cliente: emplazamiento, diseño, ambiente interior, calidad del producto, y servicio.

¿Te gustaría realizar un proyecto como este?